martes, 4 de noviembre de 2014

El lenguaje corporal de los gatos


Cómo interpretar el lenguaje corporal de los gatos

Las personas que tenemos gatos de compañía en casa sabemos que son animales que requieren atención y cariño. Pero, ¿cómo podemos interpretar lo que nos quiere decir? Ojalá pudieran hablarnos para decirnos si un día están contentos, receptivos, enfadados… pero aunque no pueden decirlo verbalmente, los gatos nos dicen mucho con su lenguaje corporal y expresivo, se comunican con nosotros de esa forma y sólo es cuestión de observar para que podamos percibir todo lo que nos quieren transmitir. Por eso desde uncomo.com te queremos orientar a cómo interpretar el lenguaje corporal de los gatos.

Instrucciones

1 Frotarse. Cuando son amigos para ellos, frotan cualquier parte del cuerpo con el otro para demostrar su amistad, de este modo saludan. Se sirven del olfato para reconocer a los demás gatos y personas conocidas. También puede frotarse contigo porque está marcando su territorio.

2 En posición de alerta. Si el gato está con el cuerpo ladeado, con las orejas aplastadas y echadas hacia atrás, la barbilla protegiendo su cuerpo, las uñas sacadas, el pelaje erizado, muestra un poco los dientes, mueve la cola hacia un lado y hacia otro y gruñe… ten cuidado, está en posición amenazante porque está recibiendo algo o a alguien como una amenaza y puede atacar o huir. No es aconsejable tocar al gato en este estado porque podría atacarte, es mejor dejar que se tranquilice.

3 La cabeza. Si estira la cabeza hacia ti es porque quiere frotarse contigo en señal de amistad o para que le acaricies. Agachar su cabeza también puede ser signo de sumisión, y si la eleva es porque se siente confiado.

Si tiene las orejas hacia adelante puede que esté explorando el territorio y sentirse relajado.

Si echa las orejas aplastadas hacia atrás, tiene miedo o está en posición de ataque.

4 Los ojos. Si abre mucho los ojos y tiene los bigotes y las orejas hacia adelante es que está atento. Cuando el contacto visual es prologando es su forma de decirnos que nos están viendo, aunque a veces puede significar una amenaza (hay que observar los demás signos corporales). Los ojos entreabiertos es que tu gato tiene sueño, pero si está despierto y los tiene entreabiertos, estate alerta, puede que esté enfermo o tenga una infección.

Las pupilas dilatas pueden ser por poca luz, porque está atento en algo o porque va a atacar.

5 Los bigotes. Los bigotes ayudan a tu gato a medir el ancho de los lugares o la proximidad de los objetos. Pero también nos muestran su estado de ánimo. Si tiene miedo o está enojado se echarán hacia atrás, si está interesado (por ejemplo a que le sigas acariciando la barbilla) echará los bigotes hacia adelante), si está relajado tendrá los bigotes hacia un lado.

6 La boca. Si se entrevén los dientes y además gruñe, está claro que está en posición de agresión. Si bosteza, puede ser señal de que no está amenazando. Entreabrir la boca no es señal de amenaza, ya que es como tu gato analiza los aromas.

7 La cola. El lenguaje de la cola de los gatos es muy extenso y muy rico, ya que nos indican muchas cosas de su estado de ánimo. Hay que fijarse bien porque complementa mucho la información que nos dice con el resto del cuerpo. Destacaremos de forma breve: Si la cola está hinchada puede decirnos que se encuentra excitado (o enfadado). La cola en punta con un encorvamiento del lomo, nos dice que está ante una amenaza. Si la cola en punta es con movimientos suaves, alegres e incluso saltitos ante su amo, nos dice que está contento. Si tu gato se encuentra indiferente paseará con la cola levantada también, pero si está inclinada la punta en forma de gancho te dirá que está de buen humor. Si tu gato agita la cola de un lado a otro rápido significará que está enfadado, pero si la mueve lentamente te estará diciendo que quiere tu afecto y tu atención. Tu gato también puede mover la cola lentamente mientras está tumbado con los ojos cerrados, indicador de que está soñando o imaginándose cosas agradables.

8 Es muy importante recordar que es necesario que ofrezcas a tu gato desde la primera semana todo tipo de mimos y caricias para poder generar un vínculo afectuoso y positivo y de este modo poder marcarle límites sin que haya agresividad y poder convivir de forma armoniosa.

9 Si tienes cualquier duda acude a tu veterinario y te resolverá cualquier duda que tengas sobre tu gato.

10 Si deseas leer más artículos parecidos a cómo interpretar el lenguaje corporal de los gatos, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Los gatos.